Chulas de calabaza o Calacú


Chulas de calabaza o Calacú
INGREDIENTES

  • 250 g. calabaza
  • 100 g. harina de trigo
  • 2 cucharadas colmadas de azúcar blanquilla o normal
  • 3 huevos
  • 1 sobre (16 g.) de levadura química en polvo tipo Royal
  • Azúcar molido, en polvo o glas para espolvorear
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo (si os gusta con un toque de canela)
  • Aceite de oliva virgen suave o de girasol

ELABORACIÓN

  • Eliminamos la corteza exterior de la calabaza con un cuchillo y la troceamos. Ponemos los trozos en una olla con agua hirviendo y dejamos cocer 40 minutos, hasta que vemos que está blandita.
  • Una vez cocida la vamos a triturar. Otra opción para preparar la calabaza es hornearla hasta que esté blandita.
  • Colocamos la calabaza en un escurridor y con un tenedor la aplastamos. Dejamos que escurra durante 1 hora, para que vaya soltando toda el agua que pueda tener. Nos interesa que la calabaza esté seca sin agua, para no aguar la mezcla.
  • Preparación de la crema de las chulas de calabaza

  • Ponemos la calabaza triturada en un bol grande y añadimos los huevos. Batimos hasta que se mezclen bien. Agregamos el azúcar y mezclamos otra vez hasta que se integre.
  • Es la hora de la harina y la levadura, a ser posible la tamizamos con un colador sobre la mezcla. Añadimos todo al resto de la mezcla, batimos hasta crear una crema homogénea e integrada.
  • Ponemos una sartén con abundante aceite de oliva virgen extra, el necesario para que luego cubra las chulas, y calentamos a fuego medio-bajo.
  • Con la ayuda de dos cucharas, incorporamos porciones de la masa. Añadimos un pedacín de masa a modo de prueba a la sartén y cuando se dore es cuando debemos empezar a freír.
  • Fritura y presentación de las chulas de calabaza

  • Freímos las chulas por los dos lados hasta que estén doradas, unos segundos es lo que se tarda en el proceso. Retiramos a un plato con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.
  • Este proceso es muy rápido y debemos controlar el aceite pues, para conseguir que las chulas no se nos quemen, necesitamos la temperatura exacta.
  • Sólo nos queda espolvorear nuestras chulas recién hechas con azúcar glas o en polvo al gusto. También se puede echar canela.
  • Dejamos enfriar y las degustamos recién hechas, a temperatura ambiente o frías, simplemente deliciosas.
Anuncios